Blog

Metas del 2017: ¡A cumplirlas se ha dicho!

Metas del 2017: ¡A cumplirlas se ha dicho!

A unos días del comienzo del próximo año, es un buen momento para pensar y analizar lo que hicimos en el 2016: lo bueno, lo malo y también los errores cometidos. ¿Cuántas de las cosas que usted se propuso este año –o quizá, incluso, los últimos años- ha logrado realmente cumplir?

La mayoría de personas se fijan metas y objetivos al cerrar un año y empezar el siguiente, todos motivados por la nueva oportunidad que tenemos cada 1 de enero. Sin embargo, también es común que la mayoría de esas metas sean olvidadas en el camino durante el primer mes… y así, comienza el siguiente año y nuestras metas vuelven a ser las mismas, porque nunca logramos cumplirlas.

Vamos a dejar claro por adelantado que los objetivos son algo mucho más sustancial que los sueños o deseos. Pueden comenzar con sueños o deseos, pero tienen un plan de acción detrás de ellos: algo que explica cómo convertir un deseo en algo real.

Esto es especialmente importante cuando se trata de objetivos financieros. Dado que requieren inversiones regulares de dinero y esfuerzo durante un largo período de tiempo, es necesario tener un plan viable para llevarlos a la realidad.

Por esta razón, es esencial comenzar a plantearnos metas financieras con el fin de lograr nuestras otras metas. Si nunca ha hecho o siquiera pensado en esto, acá le compartimos algunas ideas:

1. Salga de deudas: Lo maravilloso acerca de este objetivo es que cualquiera puede hacerlo, independientemente del nivel de ingresos o riqueza. Y si quiere sacar el máximo provecho de sus finanzas, es prácticamente un requisito que salga de deuda. Salir de la deuda significa que usted tendrá un control total sobre sus ingresos, ¡y eso es una sensación increíble! Además, le dejará con más dinero para ahorrar e invertir… e incluso más para gastar.

2. Tenga un buen fondo de emergencia: Normalmente pensamos en tener un fondo de emergencia como una meta financiera a corto plazo. Y desde el punto de vista mecánico, eso es cierto. Sin embargo, un fondo de emergencia tiene importantes beneficios a largo plazo, por lo que es uno de los buenos objetivos financieros que usted debe planear conseguir. Con este fondo, se puede quitar una gran cantidad de las preocupaciones de dinero que usted tiene, ya que sabe que siempre tendrá una reserva si algo sucede y estará allí para amortiguar el golpe en el caso de una emergencia repentina, como una pérdida de empleo o un gasto médico importante.

3. Cree múltiples flujos de ingresos: Incluso si usted ama su trabajo, la creación de múltiples flujos de ingresos es una forma de seguro de ingresos. Por esa sola razón, debe estar en su lista de metas financieras. Además, si desea iniciar su propio negocio -pero no desea dejar su trabajo- iniciar un negocio secundario podría ser la manera de hacerlo. Y el flujo de caja adicional de cualquier flujo de ingresos podría ser usado para ayudar a financiar sus ahorros para la jubilación o pagar sus deudas.

4. Sea capaz de vivir con menos de lo que gana: Mucho se dice sobre gastar menos de lo que ganamos, y es que es uno de los más necesarios de todos los buenos objetivos financieros. Al aprender a vivir con menos de lo que gana -no importa cuánto sea eso- siempre tendrá suficientes ingresos. Eso significa que usted tendrá mucho dinero para los ahorros, las inversiones, y para pagar la deuda.

Claro, es importante estar siempre en búsqueda para generar más ingresos, pero esta estrategia sólo será efectiva en la medida en que usted sea capaz de vivir con menos de lo que gana, de modo que usted pueda usar la diferencia para mejorar su vida.
5. Consiga estar cómodo compartiendo su buena fortuna: Si usted no puede sentirse cómodo compartiendo su buena fortuna con personas que son menos afortunadas, entonces el dinero tiene control completo sobre su vida. No importa cuánto dinero usted acumula en su vida, éste nunca debe controlarlo.

Dejar ir el dinero afirma su poder sobre él: porque usted sabe que va a volver. Así, dar a los necesitados le hace parte de la solución en el mundo, no el problema y dar a otros simplemente se siente bien. Así de simple.

Finalmente, llegar a un punto de independencia financiera en la vida no tiene nada que ver con la suerte o la magia. Es simplemente una cuestión de establecer buenas metas financieras y tener un plan concreto en cuanto a cómo va a lograrlo.

Una vez que el plan se establece y el trabajo hacia esos objetivos se convierte en parte de los hábitos que hacen de su vida lo que es, el logro de la independencia financiera casi puede parecer como si está sucediendo en piloto automático. Pero solo usted lo puede hacer realidad.

Suscripción a boletines
Acepto términos y condiciones de LAFISE
Cargando