Guía Fiduciaria

El fideicomiso es un acto jurídico por medio del cual una persona, llamada fideicomitente (el cliente), transfiere bienes a una persona llamada fiduciario, para que los administre o disponga de ellos en favor de un fideicomisario o beneficiario, que puede ser el propio fideicomitente.Así, dicho acto jurídico se materializa en un documento legal denominado Contrato de Fideicomiso, el cual para su entrada en vigencia debe ser debidamente legalizado –según requiera el activo fideicomitido para su traspaso efectivo.

Así, dicho acto jurídico se materializa en un documento legal denominado Contrato de Fideicomiso, el cual para su entrada en vigencia debe ser debidamente legalizado –según requiera el activo fideicomitido para su traspaso efectivo.

  • Fideicomitente

Es la persona natural o jurídica, dueña de un activo determinado o determinable, que traspasa –en calidad de Patrimonio Autónomo a un Fideicomiso para que se cumpla un fin específico.

  • Fiduciario(a)

Es la persona natural o jurídica que se dedica habitualmente al negocio fiduciario.

  • Fideicomisario o Beneficiario: 

Persona natural o jurídica a favor de la cual se constituye el fideicomiso, pudiendo ser el mismo fideicomitente.


Los bienes del fideicomiso constituyen un patrimonio autónomo porque legalmente se separan del patrimonio del fideicomitente, tampoco pertenecen al patrimonio de la fiduciaria, ni de los demás fideicomisos que esta administre, constituyéndose en un patrimonio autónomo con derechos y obligaciones que dicte el Contrato Fiduciario, el cual no puede ser secuestrado ni embargado, ni perseguido, salvo que su constitución se haya realizado en detrimento de un Acreedor existente.

El fideicomiso puede ser constituido sobre bienes de cualquier naturaleza, determinados o determinables, presentes o futuros.

Un Fideicomiso está limitado por la creatividad y la imaginación de sus otorgantes/Fideicomitentes, siempre que sus fines no contravengan a la moral, las leyes o el orden público. En este sentido, un contrato Fiduciario es un traje hecho a la medida que se reflejará en un Contrato, cuyas cláusulas definirán las partes que lo conforman, el fin para el cual se constituye, descripción del activo a fideicometer y la gestión fiduciaria que deberá ejercer la Fiduciaria, entre otras cláusulas de rigor.

  • Contrato basado en la confianza.
  • El Fideicomiso es de carácter temporal, plazo determinado, determinable o a condición dada.
  • Su constitución implica una transferencia de dominio sobre un activo cuyo valor es definido o definible.
  • Es consensual y solemne. Debe existir consentimiento expreso de las partes y solo se formaliza por Contrato.
  • Es oneroso.

Entre muchos otros, el Fideicomiso contempla:

  • Confidencialidad en el manejo del patrimonio.
  • Protección, dado que el Patrimonio Autónomo no puede ser objeto de afectación por un tercero.
  • Seguridad Jurídica en la persona del Fiduciario, el cual tiene una Licencia otorgada por un ente regulador.
  • Beneficios fiscales.
  • Flexibilidad, responde a las necesidades de cada cliente.
  • Brinda Transparencia a través del control fiduciario y amplia reportería.
  • Celeridad en la recuperación de activos, evitando juicios Ejecutivos y/o procesos sucesorales.

La palabra fideicomiso viene del latin Fideicommissum, desglozado enfides, "fe", ycommissus, "comisión", por tanto hay un concepto sicológico en la selección del Fiduciario por el cual se tiene la certeza de que ejecutará el fin del Fideicomiso como lo haría un buen padre de familia. Además de contar con un elemento importante en la generación de la confianza cual es el ser empresas supervisadas permanentemente por entes reguladores, que velan por el cumplimiento de la normativa internacional en temas de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

Esta expresión jurídica viene del Derecho Civil y se refiere al hecho de que todos y cada uno de nosotros estamos obligados a comportarnos de manera diligente y con el debido cuidado en todo lo que hacemos.

Así, al extrapolarlo a la Fiducia, tenemos que una empresa fiduciaria, debe actuar siempre en función de cumplir y respetar las condiciones contractuales reflejadas en el fideicomiso y, por supuesto, apegada a las normas legales vigentes de cada país.

Los fideicomisos están dirigidos a todo tipo de persona natural o jurídica, ONG´s, Gobiernos, y en general cualquier ente con capacidad de ser dueño de un activo y que tenga un objetivo específico a lograr con dicho activo.

Contrariamente a lo que se cree, el fideicomiso no es un instrumento financiero exclusivo para particulares con grandes capitales, también está diseñado para ser atender transacciones tan simples como una compraventa de activo, donde el fiduciario funge de intermediario para la formalización y traspaso del bien.

En la mayor parte de los países, un Fideicomiso se constituye y es formalizado para ejecutar fines dentro del territorio nacional. Sin embargo, existen países –como Panamá- donde se permite por Ley, formalizar Fideicomisos “en y desde” el territorio nacional. Esto genera una gran ventaja fiscal, cuando los Fideicomisos se constituyen con fuente extranjera y que además son ejecutables en el exterior. Esto representa una ventaja comparativa muy importante con respecto al mercado latinoamericano y del Caribe, pues no estan limitados al espacio geográfico panameño.

Suscripción a boletines
Acepto la ley de tratamiento y uso de datos de LAFISE
Cargando